Blog

Snacks saludables para cuidarse

Si te gusta cocinar y comer, seguro que se te hace la boca agua cuando a media mañana tu compañero de oficina se prepara un bocadillo. Pero claro, no todos los días vas a comer chocolate con churros. Por eso te proponemos estas ideas para matar el gusanillo y permitirte picotear entre horas sin tener que pasarte toda la tarde en el gimnasio. ¿Te animas a prepararlas?

Hummus de aguacate

¿Has probado alguna vez el paté de garbanzos que se ha puesto tan de moda? ¿Y eres fan del guacamole y los nachos? Pues la fusión de los dos sabores es tu aperitivo perfecto. Para prepararlo solo necesitas un bote de garbanzos cocidos, un aguacate, tres cucharadas de aceite de oliva, un diente de ajo, medio limón, una cucharadita de chile en polvo, sal y pimienta. A la batidora y listo. Y si te gusta el picante, ¡atrévete a echarle guindilla! Prepara un poco de pan de pita, piquitos o crudités y disfruta de la media mañana más original de la oficina.

Hummus aguacate snack

Patatas de verduras

Las patatas fritas de bolsa están buenas, sí, pero muy sanas no es que sean. Así que prepárate para sustituirlas por unos chips de verduras mucho más saludables. ¡Con todo el sabor! Elige las verduras que más te gusten y córtalas en rodajas muy finas: zanahorias, batatas, remolachas, berenjenas… Todo vale para esta receta. Mételas en el horno hasta que estén crujientes y ya estarán listas para disfrutar. ¿Te atreves a acompañarlas con una salsa?

Sándwich de manzana y mantequilla de cacahuetes

Si eres de los que necesita un chute de azúcar y de dulce antes de la comida, ¡prepárate este bocadillo! Solo necesitas cortar una manzana en rodajas y untarla con mantequilla de cacahuetes, chocolate negro fundido, mermelada o lo que más te apetezca. No será un bocadillo de los de siempre, pero el sabor de un toque dulce antes de comer te dará fuerzas para toda la mañana.

Manzana crema cacahuete chocolate sandwich

Brochetas de tomate cherry y queso mozzarella

La ensalada caprese es un plato típico de Italia que triunfa en todos los restaurantes. Pero, claro, lo mismo tomarte una ensalada a las once de la mañana en medio de una oficina atrae más de una mirada. ¡Las brochetas son la solución! Prepara tu aperitivo cortando tomates cherry por la mitad, rodajas de queso mozzarella y unas hojas de albahaca. Pínchalas y acompáñalas con un chorreón de aceite de oliva para ser la envidia de todos tus compañeros. ¡A chuparse los dedos!

Rollitos de pavo y queso de untar

¿Eres fan del mítico sándwich de jamón y queso o del bocadillo mixto que te sirven en todas las cafeterías? Nosotros te proponemos una variante para innovar en tus desayunos de forma muy sencilla. Tan solo tienes que elegir el embutido que prefieras (pavo, jamón cocido, pollo… Lo que te apetezca o tengas por la nevera) y hacer un rollito con él. Lo rellenas con queso de untar natural o a las finas hierbas y en menos de cinco minutos tienes una media mañana fácil, barata y riquísima.

Con todas estas recetas casi nos da pena hacer solo cinco comidas al día. ¡Nos tomaríamos diez! Seguro que con alguna de estas ideas se te hace más ameno el trabajo y te ahorrarás pasar la vergüenza de que te suene la barriga en mitad de una reunión. ¿Cuál es tu media mañana favorita? Estamos deseando oír vuestras recetas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies