Gente autentica

Simon Beck

simon beck

¿Te atreverías a abandonar tu puesto de trabajo, tras licenciarte como ingeniero por la Universidad de Oxford, para convertirte en cartógrafo? Eso es lo que ha hecho Simon Beck, más conocido por ser el primer “snow art” del mundo.

La andadura de este auténtico artista comenzó hace once años, momento en el que decidió comprarse un apartamento en la estación alpina de Les Arcs (Francia) para poder practicar su deporte favorito: el esquí. Un día, tras una intensa jornada deportiva, a Beck se le ocurrió dibujar una estrella, con las raquetas, en el hielo del lago congelado que tenía enfrente de su casa.

Al volver el día siguiente para esquiar, observó el lago de nuevo y quedó impresionado con cómo había quedado dibujada la estrella sobre el hielo. Entonces, esperó a la siguiente nevada para repetir la operación y comenzar otro dibujo. Gracias a esta inspiración, Simon ha creado su propia pasión y un nuevo concepto de arte: el arte de la nieve.

Para crear las obras de arte, Simon comenzó inspirándose en el copo de nieve de koch, aunque también se sirve de esquemas matemáticos, formas geométricas o los dibujos en la arena típicos de los jardines japoneses. No obstante, en sus obras también caben los homenajes a series míticas de televisión, como Juego de Tronos, Los Simpsons o los Teletubbies.

Lo más impresionante es el tamaño de sus increíbles obras de arte, que ocupan un área de una a cuatro hectáreas. Es decir, ¡casi ocho campos de fútbol uno detrás de otro!

¿Quieres saber cómo lo hace?

Suele tardar alrededor de 12 horas, o incluso días, para cada una de sus obras. Además, tiene que caminar entre 20 y 30 kilómetros a más de 3.000 metros de altura y luchar contra las difíciles condiciones del clima. Las dos primeras horas de trabajo son sólo para medir con una brújula y trazar la estructura geométrica de los dibujos. Es una tarea en la que no se puede equivocar, puesto que si camina en la dirección incorrecta ya no podría corregirlo y el dibujo quedaría arruinado.

En Musa nos inspira la gente que hace cosas nuevas y diferentes. Es por eso que nos encanta un creador, pionero y artista como Simon Beck, que con su sentido de la orientación y su pasión por el esquí encontró la inspiración para convertirse en lo que hoy en día es, el mejor artista de snow art del mundo.

Estaréis de acuerdo con nosotros en que se trata de un auténtico artista, único e irrepetible. Gracias a su afán por aumentar la concienciación sobre el medio ambiente, y sus ganas de buscar siempre nuevas experiencias, estamos seguros de que nos seguirá sorprendiendo con sus impresionantes dibujos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies