Blog

Historia de la gastronomía española

Si hay algo de lo que estamos orgullosos en España es de nuestra gastronomía. Todo el mundo envidia nuestros platos, nuestros chiringuitos y nuestras costumbres de cocinillas. Y seguro que más de una vez has presumido de nuestros platos más famosos, pero ¿sabes cuál es su origen? Hoy volvemos al colegio para ponerte al día de la historia más deliciosa de España.
La paella
¿Qué plato español se conoce en todos los países del mundo? Si le preguntas a un extranjero si conoce algún plato español dirá la paella. ¿Pero a que no sabíais que este plato tiene orígenes humildes? El nombre de este plato hace referencia al tipo de sartén que se usa para prepararlo. En catalán, de hecho, sartén se dice paella. La paella es de origen valenciano. Y, aunque alrededor de toda España vemos variaciones de este plato, el original se prepara de una forma concreta. Este plato tan rico llevaba los ingredientes que se tenía más a mano: conejo, pollo, judías verdes y las verduras que tuvieran por casa. Nada que ver con lo que se ofrece hoy en día en los restaurantes, ¿verdad? El marisco tan característico de la paella se incluyó más tarde. ¿Y tú? ¿Tienes tu propia receta?

Paella valenciana
Fideuá
Este plato también nació en Valencia y es casi primo hermano de nuestra querida paella. La receta es muy parecida, pero lleva fideos —¡minipunto para el que le puso el nombre a este plato! — y siempre se prepara con pescado y marisco.

El cocido madrileño
Junto con el Museo del Prado, no hay nada más madrileño que un buen plato de cocido. El origen de este plato también es humilde y solían comerlo los obreros y los agricultores, que necesitaban una comida que les llenara y les diera energía para aguantar el largo día de trabajo. El cocido madrileño consiste en un primer plato de sopa de garbanzos y un segundo plato de tocino, chorizo y morcilla. Eso sí, al que se le ocurra comérselo en agosto lo mismo le da un calorín.

La fabada asturiana
Sí, la misma fabada que presenta la simpática abuelita en los anuncios de televisión. Como dice el nombre, este plato viene de Asturias. Es sencillamente un guiso de judías blancas con chorizo, morcilla, tocino y oreja de cerdo. ¿Cuál es su origen? Por ahí hay muchas historias que lo explican. Unos apuntan que es una variante de la Cassoulet de Languedoc de nuestros vecinos franceses, y otros dicen que se inventó después del siglo XX. Venga de donde venga, si comes fabada prepárate para una buena siesta.

Jamón serrano
En España tenemos la costumbre de aprovechar todo del cerdo. Por eso el jamón serrano es nuestro plato estrella y su sabor no lo encontrarás en ningún otro sitio. Ya es tradición que cuando alguien se va a vivir fuera una larga temporada se lleve un gran lote de jamón serrano envasado al vacío. Los orígenes de este manjar se remontan a la época de los romanos, pero el proceso de conservación de la carne del cerdo era más rudimentario. Ahora hasta cortar el jamón se ha convertido en un arte. ¡Y más si es ibérico!

Gazpacho y salmorejo
Se nos hace la boca agua solo de pensarlo. Sin duda, son los platos más típicos de Andalucía. ¡Pero no son iguales! El gazpacho es una sopa fría con agua, aceite de oliva, vinagre, tomate, pepino, cebolla, ajo y pimiento verde. ¡El sabor más refrescante para el verano! El salmorejo también lleva pan y es un poco más espeso, así que se suele comer con cuchara y en plato hondo. El origen no está muy claro, pero se ha hecho tan popular que ahora lo comemos en toda España. ¡Y está para chuparse los dedos!

Tortilla patatas española

Tortilla de patatas
Hay muchos otros platos típicos, pero como la tortilla de patatas ninguno. Su preparación es todo un arte. Y aunque es relativamente sencilla de preparar, hay que tener un poco de maña para que te salga al punto. Los orígenes se remontan al 1798, en un pueblo llamado Villanueva de la Serena (Badajoz), donde dos hombres y las amas de casa del pueblo buscaban un alimento fácil de cocinar y barato para paliar un poco el hambre. Y, después de tantos años, todavía no nos ponemos de acuerdo con la gran pregunta del siglo: ¿con o sin cebolla?

¿Conocías los orígenes de todos estos platos? Ahora ya puedes llevarte el quesito amarillo cuando juegues al Trivial y quedar como el más culto del grupo. O, bueno, lo mismo al leer todo esto te ha entrado un hambre atroz y unas ganas tremendas de prepararlos. ¡No nos hacemos responsables!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies