Gente autentica

¡Guau! ¡Qué familias!

Seguro que habéis oído alguna vez eso de que el perro es el mejor amigo del hombre. ¿Y si os decimos que un perro puede ser un hijo o un hermano? Pues conocemos a dos familias que se apuntan a esta moda perruna y ¡a nosotros nos han conquistado sus fotos!

“¿El bebé para cuándo? ¿Cuándo vais a tener un hijo? ¿Y el niño qué?” Matt Kay y Abby Lee, una pareja estadounidense, estaban hartos de escuchar la misma cantinela en todas las cena de Navidad, en los cumpleaños, las reuniones familiares… Así que decidieron darles una respuesta definitiva a sus familiares y amigos con una sesión de fotos de lo más canina.

Cuando decidieron adoptar a un amigo peludo, llamaron a una amiga fotógrafa para que hiciese una sesión para celebrar el nacimiento de este bebé tan particular.

Matt Abby Humphry perro

Y no les faltó imaginación. La perrita, un carrito de bebé y un paseo por el campo. ¡Y el resultado dejó a sus familiares con la boca abierta! Ahora ya nadie se atreve a sacar el tema de los niños delante de esta pareja. ¡Que ellos ya tienen un hijo! Con un poco más de pelo de lo normal, pero igual de mono. O en este caso, de perro.

Pero Matt y Abby no son los únicos amigos de los perros con tanta gracia. Os presentamos a Buddy, un chico de 11 años que tiene un mejor amigo muy especial: su perrito Reagan.

Cuando Reagan era un cachorro de 8 semanas, los padres de Buddy decidieron adoptarlo antes de que lo abandonaran. Y al llegar a casa, Reagan se enamoró de su nuevo compañero: Buddy.

Una publicación compartida de Reagandoodle (@reagandoodle) el


Una publicación compartida de Reagandoodle (@reagandoodle) el

Y además de horas de juegos y de mimos, estos dos inseparables comparten algo más que una habitación. ¡Los dos son compañeros adoptados! Los padres de Buddy también le adoptaron y eso hace que esta amistad sea aún más especial.

Reagan y Buddy son hermanos —aunque uno tenga cuatro patas y babee demasiado— y comparten hasta los modelitos. ¡Y las fotos familiares! Sus padres se lo pasan bomba comprándoles ropa a juego y organizando las estampas navideñas más originales.

Y aunque al principio la relación no empezó con buen pie —o con buena pata, mejor dicho—, ahora se han convertido en uña y carne. En Batman y Robin. En compañeros de juegos, baños, aventuras ¡y hasta de siesta!

Ahora os toca a vosotros revolucionar los álbumes familiares con vuestras selfies más perrunas, gatunas o demás mascotas. ¡Porque no hay foto más original que con un amigo de cuatro patas! ¿Os atrevéis a mandarnos la vuestra? Nosotros lo mismo os sorprendemos pronto.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies