Gente autentica

Charlotte Cooper, la primera mujer que participó en los Juegos Olímpicos

Esta vez os traemos el relato de Charlotte Cooper, la primera mujer que participó en unos Juegos Olímpicos. Una historia de superación que habréis leído en múltiples ocasiones, pero nosotros nos vamos a alejar de los típicos argumentos para centrarnos en otros más interesantes y mucho más anecdóticos, ¡al puro estilo MUSA!

Para poneros en contexto, Charlotte, de origen británico, se apuntó cuando era pequeña a un club de tenis local, donde aprendió y se profesionalizó en este deporte. Ganó su primer título individual de Wimbledon en 1895, con 25 años, y en 1900 tuvo la oportunidad de participar en los Juegos Olímpicos de París, los primeros JJOO en los que se admitió como participantes a deportistas femeninas.

Charlotte Cooper, la primera mujer en participar en unos Juegos Olímpicos

Hasta aquí, una historia de superación llamativa, pero vamos a ir unos cuantos pasos más allá. Charlotte se quedó sorda a los 26 años por culpa de una discapacidad grave, pero ella era una campeona y no iba a dejar que nada la limitase en su vida. Esta actitud la reflejaba en la pista, donde tenía un estilo de juego muy agresivo que rompía los moldes, de hecho era una de las pocas mujeres que realizaba el saque por encima de su cabeza como se hace hoy día, ¡una crack!

En sus primeros Juegos Olímpicos no solo vapuleó a sus contrincantes del mismo sexo, sino que arrasó en los dobles mixtos, estaba on fire. Aunque eso sí, tuvo que esperar a los siguientes Juegos Olímpicos para que le dieran las medallas que había ganado en los anteriores, no sabemos si es que tardaron cuatro años en hacerlas, o es que estaban celosos y no querían entregárselas…

Pero su fama no se queda ahí, Charlotte rompía esquemas en cada paso que daba. Tras ser madre y tomarse una temporada sabática, volvió a inscribirse en Wimbledon y, ni corta ni perezosa, volvió a ganar el título en 1908, con 37 años y 282 días de edad, convirtiéndose en la persona más mayor que había ganado un torneo de Wimbledon. Y este record lo mantiene hoy en día, no hay ningún jugador que haya podido subirse al podio con más edad que Charlotte, ¡tiene tela! Además, Charlotte huía del postureo, y eso nos encanta, ¿sabías que siempre acudía a los torneos en bicicleta y que, durante su carrera, sólo tuvo dos raquetas?

Charlotte Cooper, la primera mujer en participar en unos Juegos Olímpicos - 2

Charlotte sigue siendo un referente para todos los tenistas profesionales, no sólo por sus logros y premios conseguidos en diferentes torneos, sino por la forma en la que los ha conseguido. Por un lado, yendo a contracorriente de la sociedad de aquella época, en la que no podían imaginarse que una mujer tomará parte de unos Juegos Olímpicos. Y por otro lado, siendo de las primeras mujeres que consiguió conciliar el trabajo con la vida familiar, demostrando que se puede llevar todo para adelante y, además, hacerlo con éxito, con mucho éxito.

Para nosotros es un ejemplo de mujer moderna y resolutiva, una mujer que no se guiaba por la idea del bien y el mal que establecían unos cuantos ilustrados, una mujer que era capaz de conseguir todo lo que se proponía sin descuidar lo que ya tenía en marcha… En definitiva, ¡un genio de tomo y lomo!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies